Cocinando Croquetas caseras de jamón y pollo

Saludable Croquetas caseras de jamón y pollo para principiantes.


Croquetas caseras de jamón y pollo, una receta fácil y deliciosa con la que vais a gozar mucho en casa.

croquetas-jamon-y-pollo

Las croquetas siempre y en todo momento han sido el comestible perfecto, tanto como un entrante o bien como el primordial de una cena, acepta todo tipo de ingredientes y realmente pocas personas hay que puedan resistirse al sabor genuino de una croqueta casera.

La ventaja más estupenda de las croquetas es que se pueden hacer con todo género de rellenos, puedes utilizar unas sobras de otro plato (cocido, pechuga cocida, puchero…) como preparar las croquetas solamente para ello.

En este caso, hemos preparado unas croquetas de jamón y pollo que, como vais a ver vosotros mismos cuando les hinquéis el diente, están tremendamente deliciosas.

¿El secreto de las croquetas? Tanto la calidad de los ingredientes como el tiempo que trabajes la besamel, pues es la base principal de este plato. Por otro lado, si deseáis que vuestras croquetas tengan todavía un efecto más crujiente, he aprendido últimamente de Roberto Patillas que les da una segunda vuelta “de empanamiento” antes de freírlas, solamente las pasa por un poco de pan rallado y a la sartén.

Croquetas de jamón y pollo: Ingredientes

croquetas-jamon-pollo-ingredientes

  • 175 gr. de pechuga de pollo
  • 150 gr. de taquitos de jamón
  • 1 cebolla pequeña
  • Mantequilla
  • Sal
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de harina
  • leche
  • Pan rallado

Croquetas de jamón y pollo: Preparación

En primer lugar, vamos a preparar los ingredientes. Limpia la pechuga de pollo y trocéala chiquitito, reserva. De igual modo, vamos a hacer lo mismo con la cebolla, que esté bien picadita.

Pon una olla al fuego y echa dos cucharaditas de mantequilla a derretir, cuando esté derretida se añade la cebolla con un tanto de sal y deja que se vaya pochando. Cuando esté lista, agregas el pollo y lo salteas hasta que se dore. Después lo retiras y reservas.

croquetas-jamon-pollo-preparacion

Preparar la bechamel

En la misma olla puedes poner a fundir una cucharada de mantequilla y cuando esté derretida, agregas la harina. Remueve bien a fin de que se vaya tostando mientras cambia de color, eso sí, no se puede abrasar.

Echa una buen chorro de leche y remueve de manera constante a fin de que se vayan deshaciendo los grumos. En el instante en el que veas que va compactando pero todavía tiene grumos por deshacerse, echas un tanto más de leche y continúas removiendo a fin de que se deshagan. Si lo necesitas, no dudes en incluir en el proceso la batidora para que quede todo homogéneo.

Cuando veas que la bechamel es una crema más bien espesa y ya la has trabajado suficiente, incorpora los tres ingredientes restantes: pollo, cebolla y jamón picado crudo. Remueve bien a fin de que se incorporen los sabores.

croquetas-jamon-pollo-pasos

Darle el toque de sal es una cuestión que puede resultar un tanto bastante difícil pues el jamón aporta su toque personal, con lo que prueba la besamel y prueba la besamel con un trocito de jamón para ir dándole el toque justo.

Una vez que esté lista, lo vuelcas sobre recipientes un poco hondos y dejas que se enfríe a temperatura entorno.

Hacer las croquetas

En el instante en el que esté completamente frío, yo lo suelo dejar de la noche a la mañana, comenzaremos a hacer las croquetas.

Para ello, pon en un plato un huevo batido y en otro pan rallado (siempre y en todo momento empieza por un solo huevo, cuando se acabe agregas el otro), con ayuda de una cuchara coges una porción de croqueta y la pasas por el huevo que quede bien bañada por todas y cada una de las partes, y después por el pan rallado hasta que esté bien empanada. Le das forma con las manos para que quede prieta y con la típica forma de croqueta.

croquetas-jamon-pollo-empanadas

Ve colocando todas las croquetas sobre un recipiente que puedas meter en el congelador, si quieres congelar algunas. Cuando las tengas listas, o bien las fríes al instante o bien congelas.

Freír las croquetas

Para freír es importante que el aceite esté bien caliente a fin de que no se abran. Si las fríes al momento, vas a ver que se hacen en muy pocos minutos, primero a fuego fuerte para que se dore un tanto y después a fuego suave a fin de que se caliente toda la croqueta por dentro.

croquetas-jamon-pollo-receta

Os recomiendo que si tenéis alguna duda con ciertos pasos o bien deseáis ver recomendaciones de preparación, le echéis un ojo a este artículo:

8 recetas de croquetas: trucos para masa, fritura y conservación

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas sanas para san valentin