Cocinando Fajitas de jamón y queso

Plato de Fajitas de jamón y queso de forma rapida.


Las fajitas de jamón y queso que os planteamos en esta receta son una combinación restallante por fuera y queso derretido por la parte interior. Es una de las recetas simples que podéis hacer en casa.

Fajitas de jamón y queso

Las fajitas de jamón y queso son una de las recetas más simples y rápidas que podéis preparar. Son perfectas para las cenas, meriendas, comidas o incluso podéis hacerlas rodajas para presentarlas como entrantes.

Una combinación de sabores tradicional, con un queso de forma perfecta fundido que hará las delicias de este fácil plato.

Además, podéis añadirle cualquier otro ingrediente que os guste o preparar alguna salsa rica para la ocasión, esto va un poco al gusto de cada uno de ellos.

Este género de recetas se pueden preparar de múltiples maneras, así sea en la sartén, al microondas o en el horno. Nosotros hemos combinado las dos primeras para que sea una receta rápida, combinando una textura restallante con un queso fundido totalmente. Otra alternativa es hacerlas al horno, puedes tardar un poco más pero también lograr una textura igualmente estupenda.

Fajitas de jamón y queso: Ingredientes

  • Tortillas para fajitas
  • Jamón cocido
  • Queso Gouda o fundente
  • Salsa

Fajitas de jamón y queso: Preparación

Extiende una de las tortillas de maíz en un plato.

En el centro de exactamente la misma coloca una o dos lonchas queso gouda.

Encima, pone el jamón cocido cortado en pedacitos. De nuevo, puedes echar un poco de queso gouda por encima (esto va un poco en gustos, aproximadamente queso).

Cierra la fajita plegando cada uno de ellos de los laterales de la tortilla sobre los ingredientes del relleno.

Pon una sartén al fuego con unas gotitas de aceite. Pon la fajita, con el pliegue hacia arriba y el fuego muy bajo, a fin de que se vaya torrando al unísono que se derrite por la parte interior. Pasados unos minutos, dale la vuelta y deja que se prosiga tostando.

Con esto, lo que vamos a conseguir es que la tortilla quede restallante. Si habéis echado bastantes ingredientes, es probable que el queso no se funda por el centro, con lo que puedes meterlo un minuto o menos al microondas a máxima potencia.

Retira, sirve con la salsa que te guste y a gozar.

Otras recetas que os pueden parecer interesantes son:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre comidas sanas para niños