Cocinando Pollo al horno con miel

Cena rapida de Pollo al horno con miel para cena.


El pollo al horno con miel es una de las recetas más sencillas y deliciosas que podéis preparar, un asado que no precisa de muchos ingredientes y con el que se puede obtener una salsa estupenda.

La salsa de miel con mostaza es una de las mejores combinaciones, tal y como ya hemos visto en precedentes  recetas como los sticks de pollo con salsa de mostaza y miel, ensalada de espinacas con mostaza y miel o la ensalada de primavera.

En esta ocasión, os planteamos preparar un exquisito asado con esta salsa, una receta de pollo al horno con miel muy fácil de preparar y que os va a embelesar de manera fácil por su sabor y su fácil preparación.

Como vais a ver en la preparación, sólo hay que proseguir poquísimos pasos hasta obtener el plato preparado. Si deseáis que el sabor sea más intenso en la carne, podéis preparar la salsa y poner el pollo a macerar previamente; si no, con que sigáis la receta que os vamos a pasar va a ser suficiente.

También tengo que añadir que nosotros hemos preparado la receta con miel de azahar pero podéis emplear la que tengáis en casa. La idea es exactamente la misma de siempre y en todo momento, a mayor calidad de ingredientes, mucho más rico va a ser el resultado.

Pollo al horno con miel: Ingredientes

  • Muslitos de pollo
  • 6 cucharadas de mostaza antigua
  • 6 cucharadas de miel de azahar
  • 3 dientes de ajo
  • Especias: yerbas provenzales y pimienta variada recién molida
  • Sal

Pollo al horno con miel: Preparación

Pon el horno a precalentar a 180º.

Pela y pica el ajo en trocitos pequeños. Échalo dentro de un vaso y reserva.

En ese mismo vaso echa las cucharadas de mostaza y las cucharadas de miel. Remueve bien para que quede una salsa totalmente homogénea.

Continuamos agregando en su interior las hierbas provenzales (orégano, albahaca, romero y tomillo), una pizca de sal y pimienta variada recién molida. Remueve nuevamente y reserva.

Coloca los muslitos de pollo (o las piezas de pollo que vayas a usar para la preparación) en una fuente apta para el horno. Echa una cucharada de salsa encima de cada pieza de pollo y, al resto, le echas un poco de agua, remueves y lo echas en el fondo de la fuente de horno.

Lo metes al horno a lo largo de unos 45 minutos, va a depender de cada horno. Cada cierto tiempo abre el horno y con ayuda de una cuchase viertes un tanto de salsa por cada pieza de pollo.

Finalmente, sólo queda servir y acompañar de lo que más os apetezca: ensalada, patatas, arroz o bien un buen pan.

¡A gozar!

Otras recetas que os pueden interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En esta web de cocina encontraras de todo sobre recetas saludables para niños