Cocinando Pollo en salsa con limón y romero

Como preparar Pollo en salsa con limón y romero ¡Facilísimo!.

Esta es una receta muy fácil y con un resultado insuperable, se trata de un pollo en salsa con limón y romero, una forma muy simple y con pocos ingredientes de preparar un gran plato.

Para la preparación se precisan poquísimos ingredientes, tan solo unos pocos ajos, un limón, dos ramas de romero fresco, si bien si no tienes no pasa nada puedes emplear lo seco, y como no vino blanco para la salsa. Si deseas una vez elaborado le puedes agregar unas patatas fritas en tacos, como guarnición.

Este plato lo puedes realizar con cualquier una parte del pollo, pero como ya vas a saber, si utilizas muslos siempre y en toda circunstancia te van a quedar mucho pero jugosos que si usas la pechuga del pollo, si bien lo ideal es usar el pollo entero y troceado, eso si en trozos de igual tamaño a fin de que se cocinen por igual.

Aunque esta se aun receta fácil de preparar, a continuación puedes ver el vídeo punto por punto, de esta forma no te perderás nada y podrás elaborar este agrando pollo y que te quede muy, muy bueno. No olvides visitar mi canal de youtube para poder ver esta y muchas otras recetas tradicionales explicadas paso a paso y de forma fácil.

INGREDIENTES

  • 1500 g de pollo troceado
  • 6 Dientes de ajo
  • 2 Ramas de romero
  • 1 Limón
  • 250 ml de vino blanco
  • 50 ml de brandy (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 Cucharadas de aceite de oliva

(4 personas)

ELABORACIÓN

Pon una sartén a fuego medio y echa el aceite.

Mientras que se caliente salpimenta al gusto el pollo.

Cuando esté caliente echa el pollo en la sartén.

Fríelo unos treinta y cinco minutos hasta el momento en que quede bien dorado por todos lados.

Haz un corte a los dientes de ajo en el centro, no es preciso que los peles.

Cuando el pollo esté frito echa los ajos en la sartén.

Vierte el brandy y lo dejas reducir un minuto.

Añade el limón cortado en pedazos medianos.

Agrega asimismo las ramas de romero.

Vierte el vino blanco.

Echa un tanto de sal y remueve bien la sartén.

Deja que se cocine unos cinco minutos a fuego medio.

Dale la vuelta al pollo para que el pollo se cocine en la salsa por todas partes.

Pasados los cinco minutos prueba la salsa, para comprobar que el vino se ha reducido bien y este bien de sal.

Retira la sartén del fuego y ya lo puedes servir.