Cocinando Tarta de queso rapidísima, sin horno y sin horas en la nevera

Preparando Tarta de queso rapidísima, sin horno y sin horas en la nevera facil.


Tarta de queso muy rápida, sin horno y sin horas en la nevera. ¿Es posible? Es de lo más posible y con un sabor a queso exquisito, que se aprecia, y con una capa crujiente de falsa galleta que os va a aloquecer. Os mostramos cómo hacerlo pasito a pasito.

Tarta de queso rápida

Ponerle un título a esta tarta o bien postre de queso nos ha llevado su tiempo y, todavía de esta forma, no estoy convencida de que sea el título perfecto mas ¡Deberá servir! Podríamos haberlo llamado tarta de queso deconstruida o bien invertida, o bien tarta de crema de queso pero, al final nos quedamos con el beneficio más esencial, la rapidez.

Esta tarta de queso rápida que os planteamos es infalible para esos días en los que aparecen invitados sorpresa, en los que tienes un antojo y no puedes aguardar horas, o sencillamente cuando no te apetece cocinar en exceso y prefieres preparar una tarta de queso diferente.

El resultado de esta tarta de queso rápida es una textura cremosísima, densa pero sin llegar al punto de estar cuajada. La falsa galleta que hemos preparado es exactamente la misma receta que utilizamos para preparar el crujiente del crumble de manzana, no es una galleta en sí (faltan ingredientes como el huevo) pero tiene el sabor y el punto restallante idóneo para conseguirlo y, si veis que no tenéis tiempo para preparar este ingrediente, cortáis las galletas tipo digestive y listo.

Al igual que el tema de la mermelada. La podéis hacer casera y en el microondas (mermelada de fresas al microondas), podéis adquirir la mermelada, poner fruta fresca o hacer un almíbar de frutas como en esta receta de crema mascarpone con fresas.

Tarta de queso rápida: Ingredientes

Relleno queso:

  • 300 gr. de queso crema (tipo philadelphia)
  • 250 gr. queso mascarpone
  • 500 ml de nata líquida para montar
  • 100 ml de leche entera
  • 100 gr. azúcar blanquilla

Crumble – falsa galleta

  • 200 gr harina
  • 100 mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 azúcar moreno

Mermelada de arándanos o frutas que os gusten

Tarta de queso rápida: Preparación

Preparación falsa galleta

Si hacéis la falsa galleta, ésta sí que va a llevar un tiempo de preparación en el horno. Si os da tiempo, os lo aconsejo mucho, si no ya sabéis que solo tenéis que desmigar las galletas (pero en trozos, no las dejéis como si fuera polvo) y las mezcláis con mantequilla fundida. Reserváis.

Mezcláis los 3 ingredientes, siendo más fácil de manipular si la mantequilla está reblandecida a temperatura entorno. Amasa con las manos hasta el momento en que veas que todo está bien integrado, que tienes una masa.

Desmenúzalo un tanto y lo pones en una bandeja apta para el horno, cuanto más extendido más veloz. Lo metes en el horno precalentado a 180º y hasta que veas que está un poco dorado, esto será de quince a 30 minutos. Después, lo dejas enfriar.

Crema de queso

Tan simple y tan sencillo que sólo tenéis que incorporar todos y cada uno de los ingredientes en un recipiente alto (en mi caso he utilizado una cacerola) y a batir con las varillas eléctricas hasta el momento en que tengáis una crema completamente homogénea.

Una vez lo tengas ya estaría listo para servir. En mi caso, lo he hecho con una hora de antelación y lo he dejado en la nevera mientras preparaba el primer y segundo plato de el alimento.

Montar el postre

Para que se vea más bonito y diferente lo hemos montado al revés. La primera capa son unas cucharaditas de mermelada, echáis unas cucharadas de la crema de queso (vais a ver que está mantecosa, un tanto espesa, sin llegar a estar cuajada) y después espolvoreáis la galleta o bien falsa galleta por encima.

Otras recetas que os pueden resultar interesantes:

En esta web de cocina encontraras de todo sobre cenas sanas para san valentin