Cómo hacer pastel casero de brócoli y queso

Cena sana de Cómo hacer pastel casero de brócoli y queso de forma rapida.

Si quieres cuidar tu alimentación pero comer con mucho sabor, te invito a esta terrina de brócoli y queso, un pastel exquisito y muy simple de preparar. es ideal para comer como entrante o primer plato, del mismo modo que lo puede servir templado sobre unas tostas o bien frío acompañado de una ensalada.

La preparación es muy simple, solo debes rehogar un poco el brócoli con un pco de cebolla y luego lo incorporas a la masa del pastel, al horno hasta el momento en que esté bien cuajado y listo. más fácil imposible.

Solo decirte que puedes usar cualquier género de queso que te guste, otra cosa importante es que lavas bien el brócoli y lo cortes en pedazos pequeños, quita bien los tallos que están bastante duros.

Si, como en todas y cada una de las recetas asimismo puedes ver un vídeo paso a paso, a fin de que el pastel te quede tan bueno como a mi.

INGREDIENTES

  • 400 g de brócoli
  • 1 Cebolla
  • 70 g de queso rallado
  • 5 Huevos medianos
  • 260 ml de nata líquida o bien crema de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3 Cda de aceite

(seis Personas)

ELABORACIÓN

Lava bien el brócoli, le quitas los tallos y lo cortas en trozos pequeños.

Pela y pica la cebolla.

Ahora pon una sartén a fuego medio y echa el aceite.

Cuando esté caliente añade la cebolla y echa un tanto de sal.

Sofríela unos 3 minutos hasta el momento en que empiece a estar dorada.

Añade el brócoli y lo sigues rehogando otros tres minutos todo junto.

Ya puedes retirar la sartén del fuego.

Ahora preparar el molde que vayas a utilizar,

Unta el molde con mantequilla.

Casca los huevos y los echas en un bol.

Añade sal y pimienta al gusto.

Bástelos bien.

Ahora añade la nata líquida o bien crema de leche.

Añade asimismo el queso rallado y lo prosigue batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

ya puedes añadir en el bol el sofrito de cebolla y brócoli.

Lo remueves bien para que se mezcle.

Vierte el contenido del bol en el molde untado con mantequilla.

Repártelo bien el molde.

Introdúcelo en el horno precalentado a 160º centígrados.

Lo dejas que se cocine unos cincuenta minutos más o menos.

Pasado ese tiempo verifica que esta bien cuajado.

Pincha el centro con un palillo y tiene que salir seco.

Saca el pastel del horno y lo dejas enfríar.

Para desmoldarlo despega las paredes con un cuchillo, pon un plato encima y de forma cuidadosa le das al vuelta.

Ya lo tienes listo para comer.