Croquetas vegetarianas de lenteja Receta fácil

Plato de Croquetas vegetarianas de lenteja Receta fácil para cena.

Esta receta es una forma diferente y muy sabrosa de preparar unas croquetas muy sanas, se trata de unas croquetas vegetarianas elaboradas con lentejas, una deliciosa forma de disfrutar de una comida tradicional pero de forma original.

Para la elaboración puedes utilizar cualquier clase de lenteja, eso si ya debe estar cocida. Si no tienes prisa y deseas prepararlas, puedes utilizar las lentejas que vienen ya cocidas en conserva, si bien asimismo las puedes cocer tu puesto que es muy simple.

De qué manera vas a poder ver las preparas en un instante y con unos pocos ingredientes, lo mejor es acompañarlas de una buena salsa, la que prefieras o bien mas te guste, a mi personalmente me chiflan con una buena salsa de tomate casera.

Puedes ver esta vídeo receta y otras muchas mas en mi canal de youtube, así que no dejes de visitarlo y subscribirte, para no perderte ninguna.

INGREDIENTES

  • 400 g de lentejas cocidas
  • 1 Diente de ajo
  • 2 Huevos medianos
  • 150 g de harina de trigo
  • 1 Cda de comino en polvo
  • 1 Cda de curry
  • 1 Cda de jengibre rallado o bien en polvo
  • 1 Cda de pimienta molida
  • Sal al gusto
  • Abundante aceite para freír

(23 Croquetas aprox)

ELABORACIÓN

Echa las lentejas cocidas y bien escurridas en un bol.

Agrega el ajo pelado y cortado en trozos pequeños.

Tritúralo todo hasta el momento en que consigas una masa suave, sin pieles ni pedazos grandes.

Casca los huevos y los echas en un bol.

Echa sal al gusto y los bates bien.

Ahora añade el jengibre, el comino en polvo, la pimienta molida y el curry.

Mézclalo bien y agrega la masa de lentejas que habías triturado.

Echa la harina de trigo y lo remueves bien hasta el momento en que esté bien mezclado.

Tiene que quedarte un masa compacta que puedas darle forma.

Cubre el bol con pape transparente y deja que la masa repose sesenta minutos en el frigorífico.

Pasado este tiempo ya puedes freír as croquetas.

Pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.

Mójate las manos con un tanto de agua y coge un tanto de masa.

Aprieta la masa con las manos, para que quede compacta y dale forma de bola.

Cuando el aceite esté caliente vas poniendo las croquetas a freír.

Fríelas un par de minutos por cada lado.

Cuando estén bien doradas por todas partes ya las puedes sacar de la sartén.

Colócalas en una bandeja sobre papel absorbente.

Sigue friendo el resto de croquetas hasta el momento en que las tengas todas listas.

Ya las puedes servir, lo idóneo es acompañarlas de una buena salsa.