Receta de Salteado de pollo con jengibre

Plato de Salteado de pollo con jengibre para cena.


Salteado de pollo con jengibre, Salteado de pollo, Salteado, recetas con jengibre, salteado tailandes, salteado thai, cocina tailandesa, pollo con jengibre, comida tailandesa recetas, cocina tailandesa, cocina asiática

Me encantan los salteados en tanto que son platos muy sencillos y socorridos, que nos pueden sacar de un apuro en esos días en los que no tenemos ni la más remota idea de qué vamos a cocinar, además requieren muy poco tiempo de preparación y se pueden conjuntar diferentes géneros de ingredientes en su elaboración. El día de hoy vamos a preparar un exquisito Salteado de pollo con jengibre.

El jengibre en la cocina asiática

Es un rizoma bastante aromatizado y con un punto picante, muy usado en la cocina asiática, además en la actualidad, es súper simple de hallar en cualquier súper. El jengibre le va a dar a nuestros platos un toque exótico y único.

Os he de decir que en Asia podemos encontrar jengibre joven y jengibre viejo, aunque son lo mismo. Acá en España, no se venden separadamente si bien si buscáis bien podéis localizar uno más joven que el otro.

  • El jengibre joven es más tierno y su sabor es menos potente, ideal para hacer salteados, como nuestro salteado de pollo con jengibre o bien asimismo para comerlo en crudo cortado finísimo.
  • El jengibre viejo, más duro y fibroso, con un sabor más potente y concentrado es ideal para aromatizar en sopas y caldos.  

¿Te falta algún ingrediente?

Muchas veces y según el país donde vivís, no podéis encontrar todos los ingredientes fácilmente, de ahí que os dejo esta pequeña sugerencia a fin de que no os desalentéis y podáis gozar del salteado de pollo con jengibre igualmente.

Salsa de soja ligera

Es un ingrediente esencial en la cocina asiática, no solo para la preparación de salteados, sino más bien para la preparación de casi todas las recetas de la gastronomía oriental. Os aconsejo que la tengáis siempre y en todo momento en la despensa en tanto que se emplea muchísimo.

Existen muchos tipos y cada país tiene su variedad, aunque todas se utilizan para dar un punto salado a nuestro plato, tienen matices y sabores diferentes, por lo que no debéis confundiros.

Como regla general, conforme el género de receta que hagamos, usaremos la salsa de soja ligera del país de dicha receta. De todas formas, la salsa de soja ligera tailandesa y la china, se pueden emplear indistintamente, ya que su sabor es bastante semejante. La que nunca usaremos en este tipo de salteados, va a ser la salsa de soja nipona, que posee un sabor muy característico y se usa solo para la preparación de platos nipones.

Salsa de ostras, ¿no la tenéis?

Redondea el sabor de nuestro salteado, además de esto le dará una textura compacta y característica al plato. Si no la podéis lograr, asimismo se puede hacer la receta sin emplearla o bien si tenéis maicena en casa, podéis disolver un tanto en agua y agregarla, de este modo se compactará el salteado y lograremos una textura similar, pero sin el sabor de la salsa de ostras.  

Hoy utilizo la marca tailandesa ya que haremos un salteado tailandés, así va a tener un sabor más original, si en casa solo tenéis la marca china, tendréis que ajustar la cantidad en tanto que es algo más potente y salobre que la tailandesa.

Pimiento rojo picante

Se utiliza para darle a nuestro salteado de pollo con jengibre un puntito picante, si no os agrada el picante o bien no estáis habituados, también se puede usar pimiento colorado normal, de esta forma no perderemos el toque de color tan interesante.

Cebolleta china

En la receta original se utiliza cebolleta china, similar a la cebolleta normal, pero su bulbo es mucho más fino y de sabor más suave. No hay que confundirla con los ajetes chinos o cebollino chino (chinese chives). Si no la podéis hallar, se puede reemplazar por cebolleta normal, también famosa en ciertos países como cebolla de verdeo, cebolla larga, junca o cebolla blanca, cebollín o bien cebolla cambray.

Para acabar os cuento que en tailandia este exquisito salteado de pollo con jengibre siempre y en toda circunstancia se come acompañado de Arroz Jazmín recién cocido, si os interesa también tengo el vídeo de como prepararlo apropiadamente.

Salteado de pollo con jengibre, Salteado de pollo, Salteado, recetas con jengibre, salteado tailandes, salteado thai, cocina tailandesa, pollo con jengibre, comida tailandesa recetas, cocina tailandesa, cocina asiática

Ingredientes: para 2 personas.

  • 400 g. Contramuslo de Pollo
  • 100 g. Jengibre
  • 1/2  Cebolla
  • 1 Pimiento colorado picante
  • 50 g. Cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 1,5 cucharadas de Salsa de soja ligera
  • 2 cucharadas de Salsa de ostras
  • Un poco de Pimienta blanca
  • Aceite vegetal

Si tienes contrariedades para lograr algún ingrediente, la tienda online “Mercado Flotante”  los tiene todos.

Elaboración:

  1. Cortamos la cebolla en juliana, el jengibre en bastoncitos, la cebolleta y el pimiento colorado picante en trozos y machacamos los ajos.
  2. En una sartén con un tanto de aceite vegetal, salteamos los ajos hasta que comiencen a olisquear bien.
  3. Añadimos el pollo y lo salteamos hasta el momento en que se cocine.
  4. Agregamos la cebolla y el jengibre y seguimos salteando un par de minutos.
  5. Incorporamos la salsa de soja ligera, la salsa de ostras, un tanto de pimienta blanca y removemos bien.
  6. Finalmente agregamos la cebolleta y el pimiento rojo picante, salteamos a lo largo de un minuto más y ya está listo para servir.

En esta web de cocina encontraras de todo sobre cenas sanas para perder peso