Receta fácil de solomillos en salsa de frutas secas

Cena sana de Receta fácil de solomillos en salsa de frutas secas sin complicaciones.

Los solomillos de cerdo siempre y en todo momento son una buenísima opción para preparar en tus celebraciones, y como la Navidad es, indudablemente una de ellas, te recomiendo esta receta tan fácil, sabrosa y con la que te quedarán jugosísimos. 

Se trata de unos solomillos en salsa de frutas secas, ya que las frutas que se utilizan son uvas pasas, orejones y ciruelas secas, lo que hace una salsa muy buena que le da un punto muy buena a la carne. Puedes emplear las frutas que prefieras.

Lo idóneo es emplear solomillos de unos 500 g de cada uno de ellos, aunque puedes cocinarlos del tamaño o bien peso que prefieras, pero tendrás que tener en consideración el tiempo de cocción.

No olvides visitar y suscribirte a mi canal de youtube recetas tradicionales de cocina para ver esta y otras muchas recetas fáciles y con mucho sabor.

INGREDIENTES

  • 2 Solomillos de cerdo (500 g de cada uno de ellos aprox)
  • 30 g de piñones
  • 100 g de ciruelas secas
  • 100 g de orejones
  • 30 g de uvas pasas
  • 1 Cebolla
  • 250 ml de vino blanco
  • 1 Litro de caldo de carne
  • 1 Cda de almendra molida
  • Sal y pimienta al gusto
  •  cuatro Cda de aceite de oliva

(4 personas)

ELABORACIÓN

Pon una sartén a fuego alto y echa un par de cucharadas de aceite.

Echa sal y pimienta molida a los solomillos.

Cuando la sartén esté bien caliente pon los filetes en la sartén.

Sellas los filetes por doquier.

Tienen que quedar dorados por fuera y crudos por la parte interior, esto causa que te queden jugosos cuando los cocines con la salsa.

Cuando estén bien sellados retíralos de la sartén y los reservas.

Ahora pon exactamente la misma sartén a fuego medio y echa otras dos cucharadas de aceite.

Cuando esté caliente echa la cebolla pelada y picada.

Echa un poco de sal.

Sofríela unos cuatro minutos hasta que empiece a estar dorada.

Añade los piñones y le das un par de vueltas.

Echa el resto de frutas secas, las uvas pasas, los orejones y las ciruelas.

Echa la almendra molida y lo remueves bien.

Vierte el vino blanco.

Deja que reduzca unos cinco minutos hasta que se haya evaporado.

Vierte el caldo de carne y lo remueves bien.

Deja que hierva unos quince minutos a fuego medio-bajo.

Pasado este tiempo lo pruebas de sal y corrige si hace falta.

Pon en la sartén los filetes que habías reservado.

Cocínalos unos 8 minutos por cada lado.

Para revisar que están bien hechos los puedes pinchar con un mondadientes y comprobar que no sale sangre.

Cuando estén retira la sartén del fuego.

Ya puedes servirlos.